Descubra nuestros nuevos libros! Pulse aquí

OFERTA ESPECIAL

10% de descuento en la serie "Situaciones sociales - Filp Cards"

Z79SS96R4Q

Entender el estreptococo

Entender el estreptococo

Foteini Velentza |

¿Qué son los estreptococos? Síntomas, tratamiento y consejos de prevención

Si hay un grupo de bacterias que ha dejado huella en la salud humana, ése es el de los estreptococos. Desde simples dolores de garganta hasta afecciones potencialmente mortales, no hay que subestimar a estos culpables microbianos. Pero, ¿qué son exactamente estas bacterias y cómo causan tantos estragos? Averigüémoslo.

Puntos clave

  • El estreptococo es una bacteria Gram-positiva responsable de enfermedades de leves a graves.
  • Los síntomas de las infecciones estreptocócicas incluyen dolor de garganta, fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Las medidas de prevención contra el estreptococo consisten en lavarse las manos con regularidad y vacunar a las poblaciones de alto riesgo.

Desvelando el estreptococo: Un culpable microbiano

Entender el estreptococo

Los estreptococos, un grupo de bacterias Gram-positivas, son responsables de una serie de enfermedades que varían en gravedad. El espectro de enfermedades causadas por estas bacterias va desde enfermedades leves, como la faringitis estreptocócica, hasta afecciones graves, como la fascitis necrotizante y el síndrome de shock tóxico estreptocócico. Es importante comprender cuándo y cómo se producen las enfermedades estreptocócicas para prevenir y tratar eficazmente estas infecciones.

Entender el estreptococo

Curiosamente, estas bacterias también desempeñan un papel importante en los procesos industriales y lácteos.

Aspectos básicos de las bacterias estreptocócicas

Las bacterias estreptocócicas son:

  • No móviles
  • Cocos no esporulantes
  • Se encuentran en parejas o en cadenas
  • Se caracterizan por la ausencia de la enzima catalasa
  • Se caracterizan por la presencia de proteínas estructurales, como las proteínas M, que facilitan la adhesión a las células epiteliales del huésped.

Estas bacterias se encuentran comúnmente en la piel y la garganta y pueden causar una infección cutánea en los seres humanos.

Cuando la infección es grave, puede desarrollarse una enfermedad invasiva cuando las bacterias se infiltran más en el organismo, lo que puede dar lugar a una enfermedad invasiva. Es crucial comprender los factores que contribuyen a que se produzca la enfermedad invasiva por gas para desarrollar estrategias eficaces de prevención y tratamiento.

Enfermedades causadas por estreptococos

Las infecciones estreptocócicas pueden dar lugar a una amplia gama de enfermedades, entre las que se incluyen:

  • Portación asintomática
  • Infecciones leves como la faringitis estreptocócica
  • Infecciones cutáneas como el impétigo
  • Enfermedades invasivas como la fascitis necrotizante y el síndrome de shock tóxico estreptocócico (STSS)

Las manifestaciones más graves de las enfermedades invasivas por estreptococos del grupo A son la fascitis necrotizante y el STSS.

Las enfermedades graves pueden atribuirse a determinadas cepas de estreptococos del grupo A, que producen toxinas y enzimas que provocan shock, lesiones orgánicas y destrucción tisular.

Signos y síntomas de las enfermedades estreptocócicas

Las infecciones estreptocócicas se presentan con una variedad de síntomas que dependen de la enfermedad específica. Las indicaciones y manifestaciones comunes abarcan:

  • dolor de garganta
  • dificultad para tragar
  • dolor de cabeza
  • fiebre
  • amígdalas rojas e hinchadas
  • manchas blancas en las amígdalas
  • ganglios linfáticos inflamados en el cuello

Cómo reconocer la faringitis estreptocócica

Caracterizada por un fuerte dolor de garganta, molestias al tragar y fiebre, la faringitis estreptocócica es una infección común por estreptococos. Otros síntomas son amígdalas inflamadas y agrandadas y ganglios linfáticos sensibles en la parte anterior del cuello. Los síntomas suelen manifestarse entre 2 y 5 días después de la exposición a la bacteria.

Identificación de las infecciones estreptocócicas graves

Las manifestaciones de las infecciones estreptocócicas graves pueden incluir infecciones del torrente sanguíneo (bacteriemia) y afecciones como la escarlatina, que provoca erupción cutánea, dolor de garganta y fiebre alta. La erupción asociada a la escarlatina suele iniciarse en la cara o el cuello y luego se extiende al pecho, el tronco, los brazos y las piernas. Se caracteriza por un aspecto rojizo y abultado y puede presentar una textura similar a la del papel de lija.

Cómo se propaga e infecta el estreptococo

Entender el estreptococo

 

 Las bacterias estreptocócicas se propagan por diversos métodos, como la tos o los estornudos, el contacto con heridas o llagas infectadas y durante el parto vaginal. Además, los portadores asintomáticos, que no muestran signos de infección, pueden transmitir la bacteria a otras personas.

Las infecciones invasivas por estreptococos del grupo A surgen cuando las bacterias penetran en las defensas del organismo, a menudo a través de heridas abiertas o de una inmunidad comprometida por problemas de salud.

Vías de transmisión

Los estreptococos pueden propagarse a través de:

  • Gotitas respiratorias cuando un individuo infectado tose o estornuda, liberando así la bacteria al aire. Posteriormente, estas gotitas pueden ser inhaladas por otras personas, facilitando la transmisión de la bacteria.
  • Contacto directo con secreciones de la nariz y la garganta de individuos infectados.
  • Contacto con heridas infectadas.

La bacteria Streptococcus tiene el potencial de permanecer viable en una superficie seca durante un periodo que oscila entre 3 días y 6,5 meses, lo que indica el potencial de transmisión a través del contacto con superficies contaminadas.

Factores de riesgo para desarrollar la enfermedad invasiva por GAS

Ciertos factores de riesgo pueden aumentar la susceptibilidad a desarrollar la enfermedad invasiva por GAS. Entre ellos se incluyen enfermedades preexistentes como la diabetes y el cáncer, someterse a diálisis renal y tener un contacto estrecho con alguien infectado por la enfermedad por GAS. Todas estas afecciones pueden provocar cambios en el sistema inmunitario, reduciendo potencialmente la capacidad del organismo para combatir las infecciones.

Diagnóstico de las infecciones estreptocócicas

Entender el estreptococo

El diagnóstico preciso de las infecciones estreptocócicas es crucial para un tratamiento adecuado. El diagnóstico implica pruebas de laboratorio, incluyendo:

  • Prueba de la bacitracina
  • Prueba del antígeno A de Lancefield
  • Prueba del estreptococo A
  • Cultivo de garganta
  • Pruebas rápidas de detección de antígenos
  • Prueba ASO

El diagnóstico también se basa en cultivos obtenidos a partir de muestras clínicas, que pueden incluir esputo, sangre o líquido cefalorraquídeo en algunos casos.

Pruebas de laboratorio para un diagnóstico preciso

La detección de Streptococcus en un cultivo de garganta implica los siguientes pasos:

  • Frotar la parte posterior de la garganta con un bastoncillo de algodón estéril.
  • Colocar la torunda en un medio de cultivo.
  • Envíe el hisopo a un laboratorio para su análisis.
  • Los resultados suelen obtenerse en un plazo de 24 a 48 horas.

Además, las pruebas de detección rápida de antígenos (RADT) utilizadas para el diagnóstico de estreptococos funcionan mediante la identificación de antígenos particulares producidos por la bacteria. Estas pruebas son capaces de proporcionar resultados rápidos en aproximadamente cinco a diez minutos, lo que las hace apropiadas para el diagnóstico en el punto de atención. 

Importancia de la detección precoz

La detección precoz de las infecciones estreptocócicas ofrece numerosas ventajas, como el tratamiento oportuno, la prevención de complicaciones y la reducción de la transmisión de la infección. La detección precoz desempeña un papel crucial en el tratamiento, ya que permite iniciar rápidamente la administración de antibióticos, que son el tratamiento principal de las infecciones estreptocócicas.

Ayuda a prevenir complicaciones, reducir la duración de los síntomas y aplicar medidas de aislamiento adecuadas para el control de la enfermedad, conteniendo la propagación de la infección.

La lucha contra el estreptococo: Tratamiento antibiótico y desafíos

Entender el estreptococo

El principal tratamiento de las infecciones estreptocócicas son los antibióticos. La penicilina es el medicamento preferido para las enfermedades leves y graves causadas por estreptococos, incluida la enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A. Sin embargo, la cuestión de la resistencia a los antibióticos en los estreptococos es cada vez más preocupante y puede estar influida por diversos factores como:

  • mayor resistencia a los antibióticos
  • edad temprana
  • aislamiento del tracto respiratorio superior
  • hospitalización
  • residencia en una zona urbana
  • asistencia a guarderías

Elección del antibiótico adecuado

Debido a su eficacia frente a las bacterias causantes de estas enfermedades, la penicilina es el fármaco de elección para la mayoría de las infecciones estreptocócicas. Su acción bactericida se deriva de su capacidad para inhibir la biosíntesis de los mucopéptidos de la pared celular en la estructura bacteriana, lo que en última instancia conduce a su destrucción.

Sin embargo, el uso de penicilina para las infecciones estreptocócicas puede dar lugar a diversos efectos adversos, que afectan principalmente al aparato digestivo con manifestaciones como náuseas, diarrea y molestias gastrointestinales. Además, existe la posibilidad de reacciones alérgicas graves que, aunque menos frecuentes, pueden ser importantes y requerir atención.

Resistencia y complicaciones del tratamiento

El fenómeno de la resistencia a los antibióticos en las infecciones estreptocócicas hace referencia a la capacidad de las bacterias estreptocócicas para sobrevivir y multiplicarse a pesar del tratamiento antibiótico, lo que supone un reto importante para la eficacia del tratamiento. El desarrollo de resistencia a los antibióticos en las bacterias estreptocócicas puede producirse mediante la adquisición de genes de resistencia, como los genes erm(B) y erm(TR).

Estos genes permiten a las bacterias producir metilasas que neutralizan los efectos de los antibióticos, especialmente los macrólidos como la eritromicina y la azitromicina.

Prevención de la propagación de infecciones estreptocócicas

Entender el estreptococo

Un aspecto crítico del tratamiento de las afecciones estreptocócicas es prevenir su propagación. Para prevenir la transmisión de las infecciones estreptocócicas es fundamental lavarse las manos con regularidad y a conciencia. Es importante lavarse las manos con frecuencia, sobre todo después de toser o estornudar, antes de las comidas y después de ir al baño.  

Higiene y cuidado de las heridas

Los métodos eficaces de lavado de manos incluyen:

  • Mojarse las manos con agua limpia
  • Crear espuma de jabón
  • Frotar las manos por delante y por detrás, entre los dedos y debajo de las uñas durante al menos 20 segundos.
  • Aclarar abundantemente con agua limpia
  • Secarse con una toalla limpia o al aire

Para prevenir eficazmente las infecciones estreptocócicas, es importante:

  • Lavarse las manos con regularidad
  • Utilizar desinfectante de mano
  • Practique un protocolo adecuado al estornudar y toser para minimizar la diseminación de gotitas respiratorias infectadas.

Siguiendo estas medidas, puede reducir la probabilidad de transmitir la infección a otras personas.

Vacunación y medidas de salud pública

A pesar de su infrautilización, las vacunas antineumocócicas han demostrado una eficacia y seguridad iniciales, logrando su aprobación en varios países, entre ellos Estados Unidos. Otros estreptococos cuentan aún con vacunas en fase experimental, lo que indica que es necesario seguir investigando y desarrollando..

Por otro lado, las principales directrices para la vacunación antineumocócica en poblaciones de alto riesgo implican la vacunación para:

  • todos los lactantes y niños menores de 2 años
  • todos los adultos mayores de 65 años
  • adultos con factores de riesgo de enfermedad neumocócica o resultados adversos graves
  • personas inmunodeprimidas
  • adultos fumadores de cigarrillos de entre 19 y 64 años.

Vivir con afecciones postestreptocócicas

Entre las afecciones que suelen aparecer tras una infección estreptocócica se incluyen:

  • Fiebre reumática aguda
  • Artritis reactiva postestreptocócica
  • Trastornos neuropsiquiátricos autoinmunes pediátricos
  • Glomerulonefritis postestreptocócica

Estas afecciones pueden tener efectos duraderos, como la enfermedad renal crónica derivada de la glomerulonefritis postestreptocócica.

Por lo tanto, es importante saber cómo tratar estos efectos crónicos y vigilar las posibles complicaciones.

Tratamiento de los efectos crónicos

El tratamiento de la enfermedad renal crónica resultante de la glomerulonefritis post-estreptocócica implica:

  • Controlar los síntomas y prevenir daños renales adicionales
  • Realizar ajustes en la dieta, como restringir la ingesta de sal y agua.
  • Uso de diuréticos prescritos
  • Controlar la hipertensión
  • Control de los niveles de proteínas en la orina
  • Recibir atención continuada de un especialista renal.

Además, a través de revisiones periódicas, se facilita una gestión proactiva para ralentizar o detener la progresión de la enfermedad renal, previniendo así el daño renal.

Seguimiento de las complicaciones

Para garantizar la evaluación y el tratamiento adecuados de cualquier complicación, los pacientes con antecedentes de infección estreptocócica deben seguir los consejos de su profesional sanitario en lo que respecta a las revisiones médicas. Las posibles complicaciones derivadas de infecciones estreptocócicas no tratadas incluyen infecciones de oído y de piel y, en raras ocasiones, complicaciones potencialmente mortales.

Para vigilar las complicaciones de las infecciones estreptocócicas se realizan pruebas como la prueba de estreptococos A, análisis de sangre, cultivos de garganta y pruebas rápidas de detección de antígenos.

Resumen

El estreptococo es un grupo de bacterias que tiene un impacto significativo en la salud humana, causando una serie de enfermedades de leves a graves. La detección precoz y el tratamiento adecuado son cruciales en la gestión de estas infecciones. Las medidas de prevención, como el mantenimiento de una buena higiene, el cuidado adecuado de las heridas y la vacunación, pueden ayudar a controlar la propagación de estas infecciones. El control de los efectos crónicos y la vigilancia de las complicaciones son esenciales para las personas que han sufrido infecciones estreptocócicas. A medida que sigamos aprendiendo más sobre los estreptococos, podremos mejorar nuestras estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento y, en última instancia, mejorar la salud de las personas afectadas por estas bacterias.

Preguntas más frecuentes

¿Cómo se contrae una infección estreptocócica?

Las infecciones estreptocócicas están causadas por la bacteria estreptococo del grupo A (GAS), que puede transmitirse a través de las gotitas respiratorias de la tos o los estornudos, así como por contacto directo con piel o superficies infectadas. También se transmite a través de alimentos o bebidas compartidos y puede recogerse de superficies contaminadas.

¿Cuál es la enfermedad más común causada por el estreptococo?

La enfermedad más común causada por Streptococcus es la infección de garganta (faringitis), seguida de la infección de amígdalas (amigdalitis), la escarlatina, las llagas en la piel (impétigo) y la infección cutánea (celulitis). Las infecciones graves, potencialmente mortales, son poco frecuentes pero pueden producirse (iGAS).

¿Qué hace el estreptococo en el organismo?

El estreptococo puede causar infecciones de la piel, los tejidos blandos y las vías respiratorias al propagarse a través de gotitas respiratorias y superficies contaminadas. Es un tipo de bacteria que puede provocar diversas infecciones.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de las infecciones estreptocócicas?

Los síntomas más frecuentes de las infecciones estreptocócicas son dolor de garganta, dificultad para tragar, dolor de cabeza, fiebre, amígdalas rojas e hinchadas, manchas blancas en las amígdalas e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello. Si experimenta estos síntomas, es importante que acuda rápidamente al médico.

¿Cómo se diagnostican las infecciones estreptocócicas?

Las infecciones estreptocócicas se diagnostican mediante diversas pruebas de laboratorio, como la prueba de la bacitracina, la prueba del antígeno A de Lancefield y el cultivo de garganta. También se utilizan para el diagnóstico las pruebas de detección rápida de antígenos y la prueba ASO.

Contenido original del equipo de redacción de Upbility. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin citar al editor.