Descubra nuestros nuevos libros! Pulse aquí

OFERTA ESPECIAL

10% de descuento en la serie "Situaciones sociales - Filp Cards"

Z79SS96R4Q

Ansiedad por separación: Signos, tratamiento y estrategias de afrontamiento

Ansiedad por separación: Signos, tratamiento y estrategias de afrontamiento

Foteini Velentza |

Ser testigo de la gran angustia de un niño durante las despedidas o, ya de adulto, sentir una ansiedad excesiva al separarse de sus seres queridos no es sólo un reto; podría tratarse de ansiedad por separación. Esta afección es más que una simple preocupación; es un trastorno que puede alterar la vida. Nuestro artículo se abre paso a través de la complejidad para proporcionar información vital sobre la identificación de los síntomas y formas prácticas de controlarlos. Tanto si se enfrenta a la ansiedad por separación en niños como en adultos, descubra las estrategias para mejorar la calidad de vida, empezando aquí mismo.

Puntos clave

  • La ansiedad por separación es una etapa normal del desarrollo en los niños, pero a partir de ciertas edades o contextos evolutivos, el miedo y la angustia persistentes y excesivos pueden ser indicios de un trastorno de ansiedad por separación, que puede tener graves consecuencias a largo plazo si no se trata.
  • El trastorno de ansiedad por separación es complejo y polifacético, y es el resultado de una combinación de predisposiciones genéticas, factores estresantes ambientales y dinámicas familiares, incluidos los estilos de crianza y las experiencias de apego del niño.
  • El tratamiento integral del trastorno de ansiedad por separación incluye terapia cognitivo-conductual (TCC), posiblemente complementada con medicación (a menudo ISRS) e intervenciones familiares, todo ello adaptado a las necesidades individuales, la edad y la gravedad de los síntomas del niño.

Reconocer la ansiedad por separación: Normal vs. Trastorno

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación es una etapa del desarrollo común en los niños, caracterizada por la angustia cuando se separan de sus padres o cuidadores. Se trata de una etapa normal del crecimiento, que suele comenzar antes del primer cumpleaños del niño y que generalmente se supera en torno a los tres años. Sin embargo, cuando esta ansiedad persiste más allá de esta edad o se produce a una edad o en un contexto inadecuados, puede sugerir un diagnóstico de trastorno de ansiedad por separación.

El trastorno de ansiedad por separación se diagnostica cuando el miedo o la ansiedad que experimenta el niño es excesivo para su edad de desarrollo e interfiere significativamente en sus actividades cotidianas. Diferenciar entre la ansiedad por separación normal y el trastorno de ansiedad por separación es vital, ya que orienta la provisión de apoyo y tratamiento adecuados para el niño.

Ansiedad de separación normal

La ansiedad por separación normal es una parte típica del desarrollo del niño y suele observarse desde una edad temprana. Se cree que esta forma de ansiedad infantil tiene una finalidad evolutiva, ya que aporta beneficios para la supervivencia al garantizar la seguridad del niño.

Los indicadores habituales de la ansiedad por separación normal incluyen quejas de dolor de cabeza, dolor de estómago u otros síntomas físicos cuando un niño espera separarse de uno de sus padres o de un ser querido. Sin embargo, cuando estos síntomas de ansiedad por separación se vuelven excesivos e inapropiados para el desarrollo, pueden indicar una transición de la ansiedad por separación normal al trastorno de ansiedad por separación.

Trastorno de ansiedad por separación

El trastorno de ansiedad por separación es un problema emocional importante caracterizado por una angustia grave cuando un niño se separa de su cuidador principal. El principal factor estresante es la separación del niño de su figura de apego, lo que provoca miedo a que un ser querido sufra algún daño en ausencia del niño.

El diagnóstico del trastorno de ansiedad por separación implica evaluar si la ansiedad del niño es inapropiada para su desarrollo y si le causa un malestar significativo en sus actividades cotidianas. Si no se trata, el trastorno de ansiedad por separación puede provocar complicaciones a largo plazo, como la aparición de trastorno de pánico y otros trastornos de ansiedad en la edad adulta.

Causas y factores de riesgo del trastorno de ansiedad por separación 

Ansiedad por separación

La comprensión de las causas y los factores de riesgo del trastorno de ansiedad por separación desempeña un papel fundamental en el desarrollo de planes de prevención y tratamiento eficaces. Este trastorno es multifactorial, resultado de una combinación de factores genéticos, ambientales y dinámicas familiares.

Mientras que la genética puede predisponer a un individuo al trastorno de ansiedad por separación, los factores ambientales, como los factores estresantes de la vida y los cambios en el entorno, pueden desencadenar la aparición del trastorno. La dinámica familiar, incluidos los estilos de crianza y las relaciones familiares, también puede tener un impacto significativo en el desarrollo del trastorno de ansiedad por separación.

Factores genéticos

Los estudios que indican un patrón familiar sugieren que los factores genéticos tienen un impacto significativo en el desarrollo del trastorno de ansiedad por separación. Este componente genético, combinado con la influencia de factores ambientales, contribuye a la complejidad de este trastorno.

Los estudios de gemelos proporcionan más pruebas de las influencias genéticas en el trastorno de ansiedad por separación, mostrando influencias genéticas de leves a moderadas en ésta y otras medidas de ansiedad en niños y adolescentes.

Factores ambientales

Además de los factores genéticos, los elementos ambientales contribuyen significativamente al desarrollo del trastorno de ansiedad por separación. Los acontecimientos vitales estresantes y los cambios de entorno, como el traslado o la transición a nuevos centros educativos, pueden influir notablemente en la aparición del trastorno.

En particular, las experiencias traumáticas como el divorcio, la enfermedad o la muerte en la familia pueden instigar el trastorno de ansiedad por separación, provocando sentimientos intensos de inseguridad y miedo a perder a los seres queridos. Además, las condiciones ambientales adversas, en particular las prácticas negativas de crianza de los padres, pueden contribuir a la aparición del trastorno. Es importante señalar que el trastorno de ansiedad social es una afección diferente y no debe confundirse con el trastorno de ansiedad por separación.

Dinámica familiar

En el desarrollo del trastorno de ansiedad por separación influye en gran medida la dinámica familiar. Los diferentes estilos de crianza pueden influir en la sensación de seguridad y estabilidad del niño, lo que puede conducir al desarrollo del trastorno.

Las relaciones familiares también desempeñan un papel crucial, con representaciones inestables de los padres que conducen al miedo a perder el amor paterno o a enfrentarse al abandono al intentar separarse. Además, el estilo de apego ansioso-ambivalente, que suele ser el resultado de un vínculo inseguro, suele estar relacionado con el trastorno de ansiedad por separación.

Identificación de los síntomas del trastorno de ansiedad por separación 

Ansiedad por separación

La identificación de los síntomas del trastorno de ansiedad por separación marca la etapa inicial de la búsqueda de ayuda y tratamiento adecuados. Estos síntomas pueden clasificarse a grandes rasgos en síntomas emocionales, físicos y relacionados con la escuela, como se indica en el manual de diagnóstico y estadística.

Los síntomas emocionales y físicos engloban la ansiedad intensa o prolongada en previsión de la separación de un ser querido, mientras que también son frecuentes síntomas en el niño como dolores de estómago, dolores de cabeza, mareos y náuseas. Los síntomas relacionados con la escuela pueden afectar a la capacidad del niño para concentrarse en las tareas académicas, lo que provoca problemas de memoria y funciones cognitivas y disminuye el rendimiento académico.

Síntomas emocionales

Los síntomas emocionales del trastorno de ansiedad por separación, que es uno de los trastornos mentales, incluyen una angustia repetitiva y extrema relacionada con la expectativa o la separación del hogar o de los seres queridos. Esto puede dar lugar a una preocupación persistente y excesiva por la posibilidad de perder a un progenitor o cuidador.

En los casos de trastorno de ansiedad por separación, el miedo puede manifestarse como ansiedad intensa o prolongada y ataques de pánico, derivados del temor a separarse de un ser querido o cuidador. La frecuencia e intensidad de estos síntomas emocionales pueden variar de una persona a otra, y a menudo se caracterizan por la agitación interior y el temor a la separación anticipada. Es importante diferenciarlo del trastorno de ansiedad generalizada, que tiene una gama más amplia de desencadenantes y no se centra únicamente en la separación.

Síntomas físicos

Los síntomas físicos del trastorno de ansiedad por separación incluyen dolores de cabeza y de estómago, que los niños suelen manifestar cuando se enfrentan a la perspectiva de separarse de uno de sus padres o de un ser querido. Estos síntomas se producen debido a la angustia recurrente y excesiva relacionada con anticipar o estar lejos del hogar o de los seres queridos.

Las alteraciones del sueño son otro síntoma físico del trastorno de ansiedad por separación, lo que sugiere que la influencia del trastorno se extiende más allá de las preocupaciones diurnas.

Problemas relacionados con la escuela

El trastorno de ansiedad por separación puede tener un impacto significativo en el rendimiento escolar del niño. Los niños diagnosticados con este trastorno pueden encontrarse con:

  • ansiedad grave o prolongada que dificulta su asistencia regular a la escuela
  • síntomas como ataques de pánico, malestar estomacal y dolores de cabeza
  • ausencias frecuentes de la escuela
  • alteraciones en la participación académica

Además, el trastorno de ansiedad por separación puede perjudicar las interacciones sociales del niño en la escuela, ya que tiende a evitar a sus compañeros y experimenta angustia cuando se separa inesperadamente de su hogar o de sus figuras de apego. Diversas situaciones escolares, como la transición entre centros, la vivencia de acontecimientos estresantes o la participación en actividades específicas en el aula, pueden desencadenar o exacerbar la ansiedad por separación en los niños.

Opciones de tratamiento para el trastorno de ansiedad por separación

Ansiedad por separación

Una estrategia integral para tratar el trastorno de ansiedad por separación implica una combinación de terapia cognitivo-conductual, medicación e intervenciones familiares. El plan de tratamiento específico se adapta a las necesidades de cada persona y tiene en cuenta la gravedad de los síntomas y la edad del niño.

Para el tratamiento inicial del trastorno de ansiedad por separación, se recomienda ampliamente la terapia cognitivo-conductual (TCC). Si es necesario, pueden recetarse medicamentos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), para controlar los síntomas. Las intervenciones familiares, como la educación, el apoyo y el estímulo, también pueden ser beneficiosas, especialmente en casos de trastorno de ansiedad por separación leve.

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

La terapia cognitivo-conductual (TCC) está ampliamente considerada como una opción de tratamiento muy eficaz para el trastorno de ansiedad por separación, principalmente debido a su eficacia y al mínimo riesgo de efectos adversos. La terapia implica tanto a los padres como a los hijos y se centra en ayudar al niño a adoptar respuestas constructivas ante la ansiedad.

El curso recomendado de TCC para el trastorno de ansiedad por separación suele constar de 10 a 15 sesiones ambulatorias. Los padres pueden sacar provecho de la adquisición de técnicas de crianza complementarias durante la TCC, que desempeña un papel fundamental en el refuerzo de los progresos del niño y en la creación de un entorno de apoyo para abordar la ansiedad.

aprendizaje-practico-de-la-teoria-de-la-mente tarjetas-de-mindfulness-para-ninos

Medicación

La medicación entra en juego cuando es necesaria para controlar los síntomas del trastorno de ansiedad por separación. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como el Prozac (fluoxetina), el Anafranil (clomipramina) y la sertralina, suelen recetarse para este trastorno.

Estos medicamentos actúan elevando los niveles de serotonina en el cerebro, abordando eficazmente los síntomas del trastorno de ansiedad por separación. Sin embargo, los ISRS pueden provocar efectos adversos como:

  • Insomnio
  • Alteraciones del apetito
  • Problemas gastrointestinales
  • Boca seca
  • Dolores de cabeza
  • Ocasionalmente, complicaciones más graves
  • Intervenciones familiares

Para un niño con trastorno de ansiedad por separación, las intervenciones familiares pueden ayudar a reducir los síntomas y aliviar la ansiedad. La terapia familiar incluye educar al niño para que reconozca los sentimientos de ansiedad y los síntomas físicos asociados y ayuda a los niños y a los padres a aprender métodos para modificar los pensamientos y comportamientos improductivos.

Los padres pueden ayudar a su hijo durante el tratamiento del trastorno de ansiedad por separación estableciendo rituales rápidos de despedida, manteniendo la coherencia, ofreciendo atención exclusiva, mostrando afecto y proporcionando un apoyo tranquilo. Establecer una rutina diaria regular, emplear un reencuadre positivo y comunicarse con el terapeuta del niño son estrategias beneficiosas para comprender y aliviar los efectos del trastorno de ansiedad por separación, así como para ayudar a prevenir el trastorno de ansiedad por separación en el futuro.

Estrategias para ayudar a los niños con trastorno de ansiedad por separación

Para apoyar a un niño con trastorno de ansiedad por separación, es necesario aplicar estrategias en casa, en la escuela y en el desarrollo de mecanismos de afrontamiento. Estas estrategias tienen como objetivo mejorar la resiliencia del niño y reducir los síntomas de ansiedad, mejorando así su bienestar general.

En casa, establecer una rutina constante, practicar despedidas con un cuidador de confianza e instruir en técnicas de relajación puede ser beneficioso. En la escuela, establecer un espacio reconfortante, facilitar la comunicación con su hogar, proporcionar mensajes tranquilizadores y ofrecer apoyo durante las interacciones con los compañeros puede ayudar mucho al niño. Además, ayudar al niño a desarrollar habilidades de afrontamiento, como ejercicios de relajación o interacciones sociales, también puede resultar muy beneficioso.

En casa

Para un niño que padece un trastorno de ansiedad por separación es indispensable que el entorno familiar sea acogedor y le brinde apoyo. Esto puede conseguirse

  • Ofrecer apoyo emocional y tranquilidad
  • Mantener rutinas y horarios coherentes
  • Establecer rituales rápidos de despedida
  • Fomentar la independencia

Establecer una base segura en el hogar es de gran importancia para un niño con trastorno de ansiedad por separación. Esto fomenta la inclinación del niño a buscar protección cuando sea necesario e infunde una sensación de seguridad al comprender que tiene una base segura a la que volver. Los hermanos también desempeñan un papel crucial en la prestación de apoyo y deben ser apoyados y supervisados, ya que también pueden experimentar estrés.

En la escuela

En un entorno escolar, un niño con trastorno de ansiedad por separación necesita:

  • Un espacio seguro y reconfortante
  • Comunicación activa con su hogar
  • Mensajes reconfortantes
  • Apoyo durante las interacciones entre iguales
  • Reconocimiento de sus esfuerzos de afrontamiento mediante recompensas.

Las medidas educativas pueden incluir ajustes y adaptaciones, como la presencia de un miembro del personal escolar de confianza cuando el niño llegue a la escuela, la prestación de asistencia durante la salida de la escuela y el uso de intervenciones basadas en la investigación y adaptadas a las necesidades específicas del niño. Además, puede ser beneficioso mejorar las interacciones con los compañeros educando al personal y a los padres sobre el trastorno de ansiedad por separación, promoviendo un enfoque colaborativo, estableciendo un entorno acogedor, fomentando las relaciones positivas y ofreciendo apoyo al niño durante las interacciones con los compañeros.

Desarrollar habilidades de afrontamiento

El tratamiento del trastorno de ansiedad por separación depende en gran medida del desarrollo de mecanismos de afrontamiento saludables. Esto incluye

  • Identificar un lugar seguro
  • Permitirles mantener el contacto con el hogar
  • Proporcionar notas reconfortantes para que el niño las lea
  • Ofrecer apoyo durante las interacciones con los compañeros
  • Reconocer los esfuerzos del niño por salir adelante con recompensas.


Las actividades creativas, como la terapia de juego y la terapia artística, pueden ofrecer a los niños con ansiedad por separación un medio para expresar sus pensamientos y emociones de forma no verbal, lo que puede ayudarles a afrontar sus sentimientos. El ejercicio físico, la atención plena y las técnicas de relajación, como la respiración profunda, la visualización y la relajación muscular progresiva, también pueden ayudar a los niños con trastorno de ansiedad por separación a alcanzar un estado de relajación, aliviar la ansiedad y desarrollar una conciencia plena de sus pensamientos y emociones de forma serena.

Ansiedad por separación en adultos: Reconocer y controlar el trastorno

Aunque suele asociarse a los niños, el trastorno de ansiedad por separación también puede afectar a los adultos, con una prevalencia a lo largo de la vida del 6,6%. Los síntomas en los adultos son similares a los de los niños e incluyen:

  • Angustia excesiva antes y durante la separación
  • Mayor preocupación por la pérdida de la figura de apego
  • Manifestaciones somáticas como dolores de estómago, náuseas y dolores de cabeza
  • Indicadores emocionales como ansiedad intensa, preocupación, miedo, vergüenza y retraimiento social

Al igual que los niños, los adultos con ansiedad por separación reciben un tratamiento adaptado a sus necesidades específicas, que puede incluir enfoques terapéuticos y medicación. Es aconsejable buscar la orientación de un profesional de la salud mental cuando una persona experimenta temores graves asociados a la separación que repercuten significativamente en sus actividades cotidianas.

Resumen

El trastorno de ansiedad por separación es un trastorno que puede afectar tanto a niños como a adultos, causando una angustia significativa e interfiriendo en las actividades cotidianas. Comprender la diferencia entre la ansiedad por separación normal y el trastorno de ansiedad por separación, reconocer los síntomas y conocer las diversas opciones de tratamiento es crucial para controlar esta afección.

Es importante recordar que el trastorno de ansiedad por separación es tratable y que, con el apoyo adecuado, las personas afectadas por este trastorno pueden llevar una vida sana y satisfactoria. Tanto si es usted un padre, un profesor o un adulto que experimenta ansiedad por separación, recuerde que hay ayuda disponible y que la recuperación es totalmente posible.

Preguntas más frecuentes

¿Cómo afrontar la ansiedad por separación?

Para hacer frente a la ansiedad por separación, identifique los factores desencadenantes, cuestione los pensamientos negativos, reconozca su carácter temporal, manténgase ocupado y considere la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo. En el caso de los niños, practique la separación, programe las separaciones después de las siestas o las tomas, desarrolle un ritual rápido de "despedida" y márchese sin fanfarrias cumpliendo sus promesas.

¿Cuáles son las causas de la ansiedad por separación?

La ansiedad por separación puede deberse a experiencias traumáticas, como un divorcio, una enfermedad o la muerte de un familiar, y puede agravarse si se adoptan conductas de evitación, como faltar a clase cuando se siente ansiedad.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la ansiedad por separación?

El mejor tratamiento para la ansiedad por separación suele consistir en terapia, medicación o una combinación de ambas, siendo la terapia cognitivo-conductual (TCC) la forma de terapia más utilizada. Es importante consultar con un profesional de la salud mental para determinar el mejor enfoque para su situación específica.

¿Cuál es la diferencia entre la ansiedad por separación normal y el trastorno de ansiedad por separación?

La principal diferencia entre la ansiedad por separación normal y el trastorno de ansiedad por separación es que el segundo es un trastorno de salud mental caracterizado por un miedo y una ansiedad excesivos ante la separación de las figuras de apego, mientras que el primero es una etapa típica del desarrollo en los niños.

¿Puede afectar a los adultos el trastorno de ansiedad por separación?

Sí, los adultos pueden verse afectados por el trastorno de ansiedad por separación, con síntomas similares a los de los niños, como angustia excesiva antes y durante la separación, mayor preocupación por perder a la figura de apego, manifestaciones somáticas e indicadores emocionales como ansiedad intensa, preocupación, miedo, vergüenza y retraimiento social.

Referencias

  1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.).

  2. Bowlby, J. (1969). Attachment and loss. Hogarth.

  3. Coplan, R. J., Rubin, K. H., Fox, N. A., Calkins, S. D., & Stewart, S. L. (1994). Being alone, playing alone, and acting alone: Distinguishing among reticence and passive and active solitude in young children. Child Development, 65(1), 129–137.

  4. Manassis, K., Lee, T. C., Bennett, K., Zhao, X. Y., Mendlowitz, S., Duda, S., ... & Wood, J. J. (2014). Types of parental involvement in CBT with anxious youth: A preliminary meta-analysis. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 82(6), 1163.

  5. Murray, L., Creswell, C., & Cooper, P. J. (2009). The development of anxiety disorders in childhood: An integrative review. Psychological Medicine, 39(9), 1413–1423.

  6. Silove, D., Marnane, C., Wagner, R., & Manicavasagar, V. (2010). Brief report: Avoidant attachment in panic disorder with agoraphobia. Psychological Medicine, 40(3), 545–549.

  7. Silove, D., Marnane, C., Wagner, R., & Manicavasagar, V. (2008). The prevalence and correlates of adult separation anxiety disorder in an anxiety clinic. BMC Psychiatry, 8(1), 21.

Contenido original del equipo de redacción de Upbility. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin citar al editor.