Descubra nuestros nuevos libros! Pulse aquí

OFERTA ESPECIAL

10% de descuento en la serie "Situaciones sociales - Filp Cards"

Z79SS96R4Q

Test de Síntomas de Trastorno Bipolar - en 3 minutos

El Cuestionario de detección del espectro bipolar de Goldberg está diseñado para detectar los cambios de humor extremos que pueden observarse en el trastorno bipolar. Los 12 ítems siguientes se refieren a cómo se ha sentido y comportado durante la mayor parte de su vida. Si normalmente era de una manera y ha cambiado recientemente, sus respuestas deben reflejar cómo era antes.

Loading...

¿Para quién es?

Los cambios de humor son habituales, pero ¿qué ocurre cuando estos cambios son bruscos y duran días en lugar de horas?

¿Cómo puede determinar si sus cambios de humor son indicativos de un problema más profundo?

Anteriormente conocido como " depresión maníaca", el trastorno bipolar fue rebautizado para captar mejor los drásticos cambios de humor y energía que lo caracterizan.

El trastorno bipolar se manifiesta de forma diferente en cada persona, pero se caracteriza principalmente por importantes cambios de humor, a menudo descritos como "altibajos", que pueden durar semanas o más.

Los episodios maníacos pueden caracterizarse por síntomas como:

- exceso de confianza en sí mismo o autoestima inflada
- exceso de confianza en sí mismo o autoestima exagerada
- mayor deseo sexual
- mayor tendencia a emprender acciones arriesgadas, como el juego excesivo o la conducción temeraria
- irritabilidad y agresividad
- habla rápida
- sensación abrumadora de confianza en sí mismo

Los episodios depresivos, por su parte, pueden incluir síntomas como

- un profundo sentimiento de culpa e indignidad
- un sentimiento generalizado de desesperanza
- indiferencia hacia actividades que antes eran placenteras
- fatiga
- reducción de las perspectivas de futuro
- pensamientos suicidas

El DSM-5-TR, la última revisión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, describe dos categorías principales de trastorno bipolar:

- El trastorno bipolar I se diagnostica tras un único episodio maníaco que dura al menos una semana. Aunque no es necesario para el diagnóstico, algunas personas con trastorno bipolar I también experimentan episodios depresivos.
- El trastorno bipolar II se define por episodios maníacos menos graves, conocidos como hipomanía, que duran al menos cuatro días, junto con episodios depresivos que duran dos semanas. A diferencia del trastorno bipolar I, que se caracteriza por episodios maníacos, el trastorno bipolar II se caracteriza más significativamente por episodios depresivos graves.

¿Es válido?

Este cuestionario sólo es válido si tiene 18 años o más y ha padecido una depresión lo suficientemente grave como para haberle causado angustia y/o interferido en su funcionamiento en una o más áreas importantes de su vida, como el hogar, el trabajo, la escuela o las relaciones interpersonales. Se realizó un estudio para examinar las relaciones entre una medida recientemente desarrollada de las cinco grandes dimensiones de la personalidad (Goldberg, 1992) y varios otros instrumentos: el Inventario de Personalidad de Eysenck (Eysenck y Eysenck, 1968), el Cuestionario de Atributos Personales (Spence y Helmreich, 1978) y la Escala de Comportamiento Masculino (Snell, 1989). Los resultados indicaron que el cuestionario de los Cinco Grandes de Goldberg correlacionaba de forma predecible con estos instrumentos de personalidad.

Además, otros resultados mostraron que las escalas de Extraversión, Conciencia y Estabilidad emocional del cuestionario de Goldberg estaban correlacionadas con una medida de síntomas psicológicos. La discusión se centra en cómo estos resultados proporcionan pruebas confirmatorias de la fiabilidad y validez de la medida adjetival bipolar de los rasgos de personalidad de Goldberg, apoyando así este instrumento como una medida fiable y válida de las dimensiones de personalidad de los Cinco Grandes.

Preguntas

¿Qué son los trastornos del espectro bipolar?
Los trastornos del espectro bipolar engloban una serie de trastornos mentales caracterizados por fluctuaciones significativas en el estado de ánimo, la energía y los niveles de actividad. Estos trastornos incluyen el trastorno bipolar I, el trastorno bipolar II y el trastorno ciclotímico, entre otros trastornos bipolares definidos y no especificados y otros trastornos relacionados.

¿En qué se diferencian los trastornos bipolares I y II?
El trastorno bipolar I implica episodios de manía severa que duran al menos una semana o son lo suficientemente graves como para requerir hospitalización. Los episodios depresivos son frecuentes pero no son necesarios para el diagnóstico. El trastorno bipolar II consiste en patrones de episodios depresivos y episodios submaníacos (que son menos graves que los episodios maníacos completos) sin los episodios maníacos completos que se observan en el trastorno bipolar I.

¿Cuáles son los síntomas de un episodio maníaco?
Los síntomas pueden incluir un estado de ánimo aumentado o irritable, mayor energía o actividad, autoestima inflada o grandiosidad, menor necesidad de dormir, más hablador de lo habitual, pensamientos acelerados, distracción, aumento de las actividades dirigidas a un objetivo o inquietud física y participación en conductas de riesgo.

¿Cuáles son los síntomas de un episodio depresivo?
Los síntomas pueden incluir tristeza persistente, desesperanza, sentimientos de inutilidad o culpa excesiva, pérdida de interés por la mayoría de las actividades, cambios en el apetito o el peso, trastornos del sueño, fatiga o pérdida de energía, dificultad para concentrarse y pensamientos de muerte o suicidio.

¿Puede tratarse el trastorno bipolar?
Aunque el trastorno bipolar no tiene cura, es una enfermedad que puede tratarse. El tratamiento suele consistir en una combinación de medicación, psicoterapia, cambios en el estilo de vida y, a veces, hospitalización para controlar eficazmente los síntomas y reducir la frecuencia y gravedad de los episodios.

¿Cómo se diagnostica el trastorno bipolar?
El diagnóstico suele basarse en los síntomas declarados por la persona, los comportamientos observados por amigos o familiares y un historial médico detallado. El médico puede realizar un examen físico para descartar otras afecciones. Un especialista en salud mental, como un psiquiatra, suele realizar un diagnóstico formal del trastorno bipolar.

¿El trastorno bipolar es genético?
Las investigaciones demuestran que la genética desempeña un papel importante en el trastorno bipolar, ya que las personas con antecedentes familiares de esta afección tienen más probabilidades de desarrollarla ellas mismas. Sin embargo, los factores ambientales y las experiencias personales también contribuyen al desarrollo del trastorno bipolar.

¿El trastorno bipolar puede empezar a cualquier edad?
El trastorno bipolar puede empezar a cualquier edad, aunque suele desarrollarse al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta. Los síntomas pueden variar con el tiempo y a veces pueden no aparecer hasta una edad más avanzada.

¿Cómo puede controlar su trastorno bipolar una persona que lo padece?
El control del trastorno bipolar suele implicar un tratamiento continuo, que incluye medicación (como estabilizadores del estado de ánimo, antipsicóticos y antidepresivos), psicoterapia (como la terapia cognitivo-conductual), modificación del estilo de vida (ejercicio regular, alimentación sana, higiene del sueño), control del estrés y seguimiento de los síntomas para evitar recaídas.

¿Pueden ayudar los cambios en el estilo de vida con el trastorno bipolar?
Sí, los cambios en el estilo de vida como el mantenimiento de una rutina, el ejercicio regular, una dieta equilibrada, evitar el alcohol y las drogas y controlar el estrés pueden tener un impacto significativo en el control del trastorno bipolar y en la mejora del bienestar general.

Información sobre derechos de autor

Test de detección del espectro bipolar de Goldberg. Todo el material clínico de este sitio ha sido revisado por uno o más psicólogos clínicos u otros profesionales cualificados de la salud mental.

ESTA INFORMACIÓN NO PRETENDE SUSTITUIR EL JUICIO CLÍNICO NI GUIAR EN MODO ALGUNO LA ATENCIÓN INDIVIDUAL DEL PACIENTE.