Ir a contenido
La-importancia-de-las-funciones-ejecutivas-para-los-alumnos-y-alumnas

La importancia de las funciones ejecutivas para los alumnos y alumnas

Las funciones ejecutivas nos ayudan a trabajar, a aprender y a vivir nuestra vida. Permiten a los alumnos y alumnas seguir las instrucciones y completar una tarea determinada. ¿Qué sucede cuando este proceso mental fracasa?

Sin las funciones ejecutivas, los alumnos y alumnas quedan a la deriva en sus tareas escolares. Tendrán dificultades para realizar tareas sencillas. 

Reconocer los signos de la disfunción ejecutiva le ayudará a comprender a los alumnos y alumnas con dificultades. Hay medidas que puede tomar para mejorar la vida y reforzar el aprendizaje de estos alumnos y alumnas. ¡Le explicamos cómo!

Comprensión de las funciones ejecutivas

El lóbulo frontal del cerebro controla las funciones ejecutivas. Con esta parte del cerebro, la mayoría de los alumnos y alumnas realizan las tareas con rapidez. El proceso es natural y a nivel subconsciente. No tienen que pensar en ello.

Las funciones ejecutivas continúan desarrollándose hasta los 20 años. Algunos/as estudiantes pueden pasar por la universidad con dificultad y sin recibir la ayuda que necesitan. 

Y las funciones ejecutivas no se desarrollarán solas en estos casos. Padres y maestros pueden enseñar parte de ellas. El docente ejerce una influencia muy importante en la vida de sus alumnos y alumnas. Los modelos de comportamiento funcional les pueden servir como guía.

Habilidades

Para completar una tarea determinada, los alumnos y alumnas necesitan las habilidades de función ejecutiva. A las personas que no sufren dificultades les resulta difícil comprender de qué habilidades carece un alumno o alumna que sí las sufre. Para usted, las siguientes habilidades se manifiestan sin siquiera pensarlo:

  • Crear una agenda organizada
  • Planificar para el futuro
  • Completar las tareas pendientes
  • Resolver los problemas
  • Considerar los resultados posibles
  • Centrarse
  • Pasar a la acción

Papel de las funciones ejecutivas en el aprendizaje

Existen muchas conexiones entre las funciones ejecutivas y el aprendizaje. En el aula, los alumnos y alumnas tienen que controlar su comportamiento. A medida que maduran, van teniendo más responsabilidades.

Los alumnos y alumnas más jóvenes con disfunción ejecutiva son más difíciles de detectar que sus compañeros/as mayores. Ello se debe a que docentes, padres y madres se encargan de realizar la mayor parte de las habilidades ejecutivas por ellos.

Los alumnos y alumnas mayores que sí tienen deficiencias en las funciones ejecutivas no podrán iniciar sus tareas con la misma facilidad que sus compañeros/as. No sabrán administrar su tiempo porque no pensarán en cuánto les ocupará una tarea determinada.

Tendrán dificultades para comunicar los detalles. También tendrán dificultades para planificar y completar proyectos.

Cómo mejorar las funciones ejecutivas

Hay formas en las que se puede ayudar a un alumno o alumna a superar sus deficiencias en las funciones ejecutivas. El hecho de proporcionarles material didáctico les ayudará a gestionar sus tareas escolares y a mejorar otros aspectos de su vida.

Una manera de lograr que un alumno o alumna comience a trabajar es preparándole un horario. Divida los grandes objetivos en tareas fáciles de gestionar. Cuando prepare el horario, no olvide incluir también las pausas. Esto les ayudará a centrarse.

En el caso de los alumnos y alumnas más mayores, hágales participar en el proceso de preparación del horario. Esto los animará a comprometerse y a ser más responsables. Algo tan sencillo como crear una rutina matutina libre de estrés puede suponer una gran diferencia.

¡Anímelos! Carecen de estímulo interior. Por ello, si el estímulo se les proporciona externamente, les resultará más fácil mantener la concentración en la tarea.

Cómo ayudar a los alumnos y alumnas hoy

La disfunción ejecutiva afecta negativamente a muchos alumnos y alumnas. Se dan cuenta cuando no lo están haciendo bien en la escuela. Muchas veces los síntomas se confunden con la pereza o la apatía.

Esa incomprensión de la situación hace que sea menos probable que reciban la ayuda que necesitan. Por ello, es muy importante familiarizarse con las señales. Una vez que las reconozca, podrá ayudar mejor a los alumnos y alumnas. 

Para consultar recursos sobre el desarrollo de las funciones ejecutivas, visite nuestra biblioteca!

Alice Kassotaki - Logopeda MSc, BSc

copyright Upbility 2022

 Sigue leyendo: 

 Material de ayuda para niños con trastornos del espectro autista, listo para usar:

Autismo/Síndrome de Asperger 

 Material de logopedia listo para usar:

Logopedia 

Material para educación especial, listo para usar:

Profesores de educación especial 

Material para especialistas, listo para usar:

Especialistas en salud mental

 Material práctico para padres, listo para usar:

Padres

 Material para profesores, listo para usar:

Profesores

Artículo anterior Su guía sobre el trastorno del procesamiento auditivo
Artículo siguiente Habilidades sociales y autismo: lo que necesita saber