Ir a contenido
Síndrome-de-Tourette-Qué-es-y-qué-significa-para-los-niños

Síndrome de Tourette: Qué es y qué significa para los niños

¿Qué es el síndrome de Tourette?

El síndrome de Tourette es una enfermedad que afecta al sistema nervioso. Por ello, el síntoma más común y reconocible del síndrome de Tourette son los «tics». Esto significa que el síndrome de Tourette es una condición en la que el sistema nervioso sufre espasmos de una manera particular.

Podemos pensar en estos tics como similares a cuando tenemos hipo (solo que de forma indefinida). Aunque uno no quiera tener hipo, el cuerpo lo hace de modo involuntario. Lo mismo ocurre con las personas con síndrome de Tourette. Los tics no están causados por la ansiedad, el estrés o los problemas de comportamiento. No se pueden detener voluntariamente: son involuntariosy, aunque algunos individuoscon mucho esfuerzo pueden ser capaces de retrasar un tic durante un tiempo, finalmente, el tic se producirá.

Es importante señalar que el síndrome de Tourette no es el único tipo de trastorno de tics, pero es el más grave. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), alrededor de 1 cada 50 niños de entre 5 y 14 años tiene algún tipo de trastorno de tic persistente.

Síntomas del síndrome de Tourette

El síntoma principal del síndrome de Tourette son los tics. Un tic es un movimiento o sonido repentino, breve y repetitivo. Estos tics suelen comenzar a una edad temprana, entre los cinco y los siete años, y alcanzan su punto máximo justo antes de la adolescencia. Los tics también pueden empeorar cuando el individuo está estresado o excitado y tienden a mejorar cuando está tranquilo o concentrado en una actividad. Los tics también pueden evolucionar, desaparecer o reaparecer con el tiempo.

Existen cuatro formas diferentes de clasificar los tics. En primer lugar, hay tics simples y complejos. Por otro lado, esos tics pueden ser motores o verbales. A continuación, definiremos los tics simples y complejos y ofreceremos ejemplos de tics motores y verbales.

Tics simples

Los tics simples afectan un solo grupo muscular. Por ejemplo, los músculos del hombro o alrededor de la nariz, la boca o los ojos.

Tics complejos

A diferencia de los tics simples, los tics complejos implican varios grupos musculares. Un ejemplo de ello podría ser un tic que requiera el movimiento tanto del hombro como de una parte de la cara, como encogerse de hombros y mover la nariz o la boca.

Tics motores

Los tics motores pueden ser tanto simples como complejos. Además, los individuos pueden expresar más de un tic, variando su gravedad y frecuencia.

Algunos ejemplos de tics motores simples son:

  • Parpadeo
  • Giro de ojos
  • Torsión de nariz
  • Encogimiento de hombros
  • Sacudidas de cabeza
  • Movimientos de la boca
  • Sacudidas de brazos

Algunos ejemplos de tics motores complejos son:

  • Movimientos combinados, como los movimientos de la boca más el encogimiento de hombros
  • Tocar u oler objetos
  • Doblarse o retorcerse
  • Saltar
  • Pisar en determinados patrones
  • Repetir movimientos

Tics verbales

Los tics verbales también pueden denominarse tics fónicos. Asimismo, estos tics pueden ser simples o complejos y varían en frecuencia y gravedad.

Algunos ejemplos de tics verbales simples son:

  • Aclararse la garganta
  • Chasquear
  • Olfatear
  • Gruñir
  • Ladrar

Algunos ejemplos de tics verbales complejos son:

  • Repetir sus propias palabras o frases
  • Ecolalia: repetir palabras o frases de otros
  • Coprolalia: uso de palabras obscenas o malsonantes

Causas del síndrome de Tourette

Aunque la enfermedad es hereditaria, se desconoce la causa exacta del síndrome de Tourette. Muchos profesionales de la salud también creen que problemas en los neurotransmisores pueden contribuir al síndrome de Tourette, pero se necesitan más investigaciones para confirmarlo.

Factores de riesgo

Aunque no se conoce la causa del síndrome de Tourette, algunos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de padecerlo.

Estos factores son los siguientes:

  • Antecedentes familiares: como se ha mencionado precedentemente, los padres pueden transmitir ciertos genes que pueden causar el síndrome de Tourette.
  • Sexo: los hombres tienen más probabilidades de desarrollar el síndrome de Tourette que las mujeres. Los varones tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades que las mujeresde presentar tics.
  • Salud prenatal: las madres que tuvieron complicaciones de salud o fumaron durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de que sus hijos padezcan el síndrome de Tourette.

Como podemos observar, ninguno de estos factores de riesgo es controlable para el niño. De hecho, el único factor que sería de algún modo controlable es la salud prenatal del niño. Pero incluso este factor no es necesariamente controlable, ya que las complicaciones de salud pueden surgir en cualquier momento sin previo aviso.

Cómo es el síndrome de Tourette en los niños

Los tics suelen ser peores en los niños, ya que están comenzando o aún no se han asentado. Esto significa que su hijo puede mostrar muchos tics diferentes a lo largo del día o mostrar los mismos tipos de tics con frecuencia a lo largo del día. Es importante tener en cuenta que los tics pueden evolucionar con el tiempo, y algunos pueden ser dañinos.

Recuerde que los tics no son una elección. Son movimientos involuntarios que su hijo no puede controlar.

Cómo interactuar con alguien con síndrome de Tourette

Para interactuar mejor con los niños que padecen el síndrome de Tourette y establecer vínculos con ellos, puede seguir estas sencillas pautas:

  • No les regañe por tener tics. No quieren tener tics a propósito, y no pueden dejar de tenerlos voluntariamente.
  • No les pida que dejen de tener tics. No pueden dejar de tenerlos, y esto solo hará que se sientan más cohibidos o estresados, lo que provocará que tengan tics con mayor frecuencia.
  • Ignore los tics e interactúe con ellos como lo haría con otros niños.
  • Explíqueles qué es el síndrome de Tourette y cómo les afecta. Ayúdeles a entender lo que hace su cuerpo. Esto puede ayudarles a sentirse menos confundidos y ansiosos por sus tics.
  • Ayúdeles a evitar que se avergüencen de sus tics. Puede explicárselo como el hipo; es algo que muchos niños entenderán y con lo que se identificarán.
  • También puede enseñarles técnicas de relajación Cuando las personas con síndrome de Tourette están tranquilas o concentradas, sus tics pueden ser menos graves o frecuentes. Esto puede ser especialmente útil para las personas que pueden tener tics que pueden ser perjudiciales para ellos mismos o para los demás, ya que pueden ayudarles a reducir la frecuencia o la intensidad de sus tics.

Conclusión

Si su hijo acaba de empezar a mostrar tics o usted es un profesor que tiene niños con tics en su aula, esta información puede ayudarle a asegurarse de que no está aumentando la ansiedad que ellos ya podrían sentir por sus tics. Ello podrá ayudarles a centrarse en otras áreas de su vida y, a la larga, a controlar mejor sus tics al permitirles relajarse y estar más tranquilos.

 

  • El cinco por ciento de los niños comenzará a mostrar tics en algún momento de su vida.
  • Los niños manifiestan tics tres o cuatro veces más a menudo que las niñas. 
  • Los tics no son «malos hábitos» que puedan interrumpirse voluntariamente.
  • Los tics no están causados por ansiedad, estrés, trastornos mentales o comportamientos familiares incorrectos.
  • Pedirle a un niño o a un adolescente que deje de tener tics es como pedirle a un adulto que sufre de rinitis alérgica que deje de estornudar. 

descarga gratuita de carteles 

más carteles en www.upbility.es

Material de logopedia listo para usar
Material para especialistas, listo para usar

Artículo anterior Sufro de trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo
Artículo siguiente Los miedos nocturnos