Ir a contenido
TDAH-y-mentiras

TDAH y mentiras

TDAH y mentiras Las razones por las que los niños y niñas con TDAH son propensos a mentir 

Los niños y niñas suelen decir pequeñas mentiras blancas para evitar el castigo o para presionar sobre los límites. Pero para los niños con TDAH, la mentira puede convertirse en un problema mayor si no se aborda con eficacia.

¿Por qué mienten los niños y niñas con TDAH? La respuesta sencilla es que mentir puede ser en realidad un síntoma del TDAH. Es posible que la comprensión de las causas profundas y la forma de gestionarlas conduzcan a una mejor relación entre padres, madres y sus niños y niñas.

Veamos en profundidad la conexión entre el TDAH y las mentiras, así como lo que puede hacer para ayudar al respecto.

El cerebro con TDAH

Sabemos que la estructura de un cerebro con TDAH difiere de la del cerebro neurotípico. Los estudios realizados han descubierto patrones de niveles de dopamina más bajos y la corteza prefrontal más pequeña en las personas con TDAH. Estas diferencias suelen conducir a una disfunción ejecutiva.

Las funciones ejecutivas son un grupo de habilidades que controlan procesos como la memoria, la concentración y la impulsividad. No hay ninguna investigación concreta que defina la conexión entre el TDAH y la mentira. Pero las teorías suelen apuntar a la disfunción ejecutiva como principal culpable.

¿Por qué mienten los niños y niñas con TDAH?

Entonces, ¿por qué el TDAH fomenta la mentira? Hay algunas teorías de por qué los niños y niñas que padecen TDAH parecen mentir más, y las razones no son nada maliciosas.

Mecanismo de gestión del estrés

Tanto los niños neurodivergentes como los neurotípicos utilizan la mentira como mecanismo de supervivencia. Desean evitar el castigo, por ello, insisten en que no han sido ellos o ellas quiénes han roto el jarrón o golpeado a su hermano o hermana. Pero esto puede convertirse en un problema más profundo para los niños y niñas con TDAH.

Pueden mentir sobre la realización de tareas extenuantes como los deberes. Aunque a primera vista parece la típica mentira de un niño, en realidad puede indicar que necesita más ayuda. Puede que sus deberes sean demasiado difíciles de procesar, o que les cueste concentrarse.

Mentir como mecanismo de defensa es más fácil que pedir ayuda, especialmente si se sienten avergonzados o sufren acoso. Esto se ve a menudo en la escuela y es un reto para los educadores.

Impulsividad

Uno de los signos más evidentes del TDAH en niños y niñas es la falta de control de los impulsos. El discurso impulsivo puede hacer que mientan sin procesar la situación. También puede llevarlos a ser traviesos sin ser conscientes de ello.

Por ejemplo, pueden hacer algo impulsivo, como dibujar en la pared con rotuladores. La acción está fuera de su control, y una vez que se dan cuenta de lo que han hecho, mienten. Cuando dicen «yo no lo hice», creen de verdad que no tenían intención de hacerlo.

Problemas de comunicación

Una razón sorprendente para las mentiras de los niños y niñas podría ser tan simple como los problemas de comunicación. Decirles que limpien su habitación cuando no están concentrados significa que no recordarán la tarea. En la escuela, pueden perderse en una lista de instrucciones a seguir y mentir cuando su trabajo no es correcto.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

El primer paso es diferenciar las mentiras perjudiciales de las mentiras como síntoma del TDAH. Estas últimas no deben ser castigadas, ya que pueden disminuir la autoestima y la motivación. Pero como padre o madre, usted puede abordar el engaño de diferentes maneras:

  • Evite la vergüenza y concéntrese en la comprensión
  • Determine la causa de la mentira
  • Infórmese sobre el TDAH y las mentiras
  • Permita que su hijo o hija opine sobre la solución
  • Ejemplificar, en lo posible, el decir la verdad

Una de las formas más eficaces de ayudar es abordando la disfunción ejecutiva. Comience por informarse y, a continuación, aplique métodos para mejorar la función ejecutiva. Es probable que observe una disminución significativa de las mentiras impulsivas.

La conexión entre el TDAH y la mentira

La mentira como síntoma del TDAH puede ser frustrante tanto para los padres como para los niños y niñas. Puede que usted se sienta atrapado entre el hecho de querer castigar a su hijo y el de saber que esa no es la solución.

Lo mejor que puede hacer en esta situación es aprender todo lo posible sobre esta conexión. A continuación, desarrolle un plan que aborde las causas de las mentiras en lugar de las propias mentiras.

Un buen punto desde dónde comenzar es examinar el catálogo de Upbility sobre recursos digitales para TDAH. Ofrecemos herramientas y hojas de trabajo para ayudar a controlar eficazmente los síntomas de su hijo o hija.

 

Alice Kassotaki - Logopeda MSc, BSc

Copyright Upbility 2022

 Sigue leyendo: 

Recursos digitales para TDAH

Material de ayuda para niños con trastornos del espectro autista, listo para usar:

Autismo/Síndrome de Asperger 

 Material de logopedia listo para usar:

Logopedia 

Material para educación especial, listo para usar:

Profesores de educación especial 

Material para especialistas, listo para usar:

Especialistas en salud mental

 Material práctico para padres, listo para usar:

Padres

 Material para profesores, listo para usar:

Profesores

Artículo anterior Mejore la autoestima de su hijo o hija con actividades extraescolares
Artículo siguiente 6 PUNTOS FUERTES BÁSICOS PARA NIÑOS Y NIÑAS