Ir a contenido
¿Qué-es-el-trastorno-de-oposición-desafiante?

¿Qué es el trastorno de oposición desafiante?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) que provocan comportamientos repetitivos (compulsiones). Estas obsesiones y compulsiones interfieren en las actividades diarias y causan un gran sufrimiento emocional. 
obsesivo-compulsivo 
 

Que un niño interrumpa accidentalmente la clase mientras habla con un amigo es algo normal. Que la misma persona grite en medio de una clase y actúe descaradamente contra su maestra es un problema totalmente distinto que probablemente sea señal de algo más grave.

Si esos comportamientos se convierten en un patrón de conducta, puede ser que su hijo padezca de trastorno de oposición desafiante (TOD). Mientras que muchos niños se disgustan y ensañan con los demás de vez en cuando, los que padecen el TOD lo hacen constantemente. Constituye una situación tan problemática hasta el punto de alterar todos los aspectos de su vida.

¿Cuáles son los rasgos comunes del trastorno de oposición desafiante y cómo se puede encontrar el apoyo de salud mental adecuado para el niño?

¿Qué es el trastorno de oposición desafiante?

El trastorno de oposición desafiante es un tipo de trastorno del comportamiento que se diagnostica en la infancia. Como su nombre indica, los niños con TOD son desafiantes y pueden ser hostiles con todos los que les rodean. Son los alumnos que siempre se meten en problemas a pesar de los numerosos intentos por enseñarles las consecuencias de sus actos.

Aunque el TOD tiene síntomas similares a los de otros trastornos, es diferente a ellos. Muchos niños con TOD son diagnosticados con TDAH debido a su tendencia a evitar el trabajo o a quedarse quietos. Una de las principales diferencias es que los médicos pueden tratar los síntomas del TDAH con medicación, mientras que el TOD requiere una amplia formación y terapia.

Algunos niños con TOD acaban superando el trastorno. Sin embargo, alrededor de un tercio de ellos acabará desarrollando un trastorno de la conducta que puede llegar a convertirse en un trastorno de la personalidad.

Características del TOD

Los niños con TOD tienen un patrón de comportamiento hostil continuado que limita su funcionamiento cotidiano. No es tan sencillo como que ignoren las instrucciones o se nieguen a hacer su trabajo en clase, hay más.

Un niño con trastorno de oposición desafiante tendrá frecuentes rabietas y discutirá constantemente con los adultos. Cuestionan las normas y se niegan a cumplirlas. En algunos casos, pueden actuar deliberadamente de forma que molesten a los que están en su entorno.

El niño con TOD puede molestarse o enfadarse con facilidad. Pueden hablar de forma grosera o rencorosa. Si sienten que se les ha castigado injustamente o incluso se les ha hablado mal, pueden buscar venganza.

Los síntomas del TOD son más frecuentes en el hogar o en la escuela debido a la naturaleza de estos entornos. 

¿Qué causa el TOD en niños y niñas?

Al igual que ocurre con muchos de los trastornos mentales en la adolescencia, no se conoce la causa exacta del TOD. Sin embargo, las investigaciones sugieren que se debe a una combinación de factores biológicos, genéticos y ambientales. 

Existen dos teorías principales sobre cómo un niño puede desarrollar el trastorno de oposición desafiante: la teoría del desarrollo y la teoría del aprendizaje. 

La teoría del desarrollo sugiere que los problemas han comenzado cuando el niño era todavía un niño pequeño. La idea es que estos niños han tenido problemas para aprender a independizarse de sus padres y comenzaron a actuar así para ganarse su atención.

La teoría del aprendizaje sugiere que los síntomas negativos del TOD son el resultado de conductas aprendidas. En otras palabras, son el resultado de los métodos de refuerzo negativo utilizados por los padres. Los niños son el reflejo de su entorno y actúan así porque ven que otras personas de su vida reaccionan así. 

Es probable que la respuesta sea el resultado de la combinación de ambas teorías, porque la mayoría de los niños con TOD lo superan en cierta medida. Eso sugiere que, a medida que se desarrollan y aprenden, empiezan a arraigar en ellos nuevos comportamientos. 

Cómo afrontar el TOD en el aula

Uno de los lugares en los que un niño con TOD puede resultar más perturbador es en el aula. Muchos docentes están mal capacitados para tratar con un niño cuyo principal objetivo es atraer la atención de todos los demás hacia sí mismo. Incluso los docentes formados para tratar los trastornos de la conducta se encuentran a menudo con dificultades. 

Los alumnos con TOD pueden necesitar sentarse más cerca de la maestra para no interrumpir a los demás alumnos. Es posible que haya que proporcionarles descansos y más tiempo para completar sus tareas. Un alumno con TOD también debe tener reuniones periódicas con el consejero escolar o el psicólogo. 

Como maestro o profesor, se debe ser sensible a los problemas de autoestima de ese niño. Hay que ofrecerle comentarios positivos y evitar señalarle delante de sus compañeros. 

Técnicas de crianza para el hogar 

En casa, las dificultades son otras. Aunque no haya otros niños que puedan desestabilizarle, un niño con TOD puede causar desórdenes en lugares públicos o gritar en casa. 

En el caso de las discusiones recurrentes, intente encontrar la raíz del problema. Realice cambios en el proceso y mantenga la coherencia. Emplee un tono de voz calmo cuando se comunique con el niño y explíquele por qué es importante seguir la norma. 

En general, una crianza eficaz debe incluir una estructura reforzada y el establecimiento de una relación con su hijo. También deberá pedirle su opinión y respetar sus decisiones, aunque no sean necesariamente las que usted habría planeado para él o ella. 

Cómo encontrar servicios de salud mental

No hay ninguna forma garantizada de prevenir o medicar el trastorno de oposición desafiante. Ni siquiera el médico de su hijo puede recetarle un medicamento que ponga fin a su mal comportamiento. Solo la crianza positiva y el tratamiento pueden ayudar a mejorar su comportamiento antes de que empeore. 

Consulte a un terapeuta especializado en el tratamiento del TOD. También puede adquirir en línea libros electrónicos para la gestión del comportamiento para ayudar a desarrollar las habilidades sociales de su hijo, controlar sus emociones y desarrollar la empatía. Además, en su localidad puede haber grupos de apoyo a los padres o quizá estar disponibles en línea y puede resultar interesante para usted unirse y participar. 

Mejore sus habilidades de apoyo a la salud mental

Incluso los mejores profesionales de la salud mental pueden tener dificultades para controlar los síntomas del trastorno de oposición desafiante. Después de todo, un niño con TOD desafiará todas las reglas y expectativas establecidas por una figura de autoridad. Por suerte para ellos, hay mucho material en línea para ayudarles.

Upbility ofrece material en diversas áreas, como educación especial, dificultades de aprendizaje, comportamiento y lenguaje. Asimismo, puede buscar nuestros materiales por categoría si es logopeda, psicólogo o trabaja en otro campo. Contáctenos para saber más sobre nuestros recursos o si tiene alguna duda o pregunta.  

Síntomas de obsesión

Las obsesiones del trastorno obsesivo compulsivo son pensamientos, impulsos o imágenes repetidos, persistentes y no deseados que son intrusivos y causan aflicción o ansiedad. Podrías tratar de ignorarlos o deshacerte de ellos realizando un comportamiento o ritual compulsivo. Estas obsesiones suelen entrometerse cuando intentas pensar o hacer otras cosas.

Las obsesiones a menudo tienen temáticas, tales como las siguientes:

  • Miedo a la contaminación o a la suciedad

  • Dudar y tener dificultades para tolerar la incertidumbre

  • Necesidad de tener las cosas ordenadas y simétricas

  • Pensamientos agresivos u horribles sobre la pérdida de control y el daño a sí mismo o a otros

  • Pensamientos no deseados, incluida la agresión, o temas sexuales o religiosos 

Me gustaría que:

  • me ayudaras a hablar de lo que me preocupa, sin hacerme sentir avergonzado o culpable

  • me ayudaras a comprender qué es lo malo que me pasa

  • me entendieras, me apoyaras y me dieras ánimos

  • que me recordaras con frecuencia lo que he logrado

  • me animaras a resistir mis obsesiones

  • nos centráramos en pequeños pasos cada vez

  • que me felicitaras por los pequeños cambios que voy haciendo

  • que recordaras que mis problemas los causa el trastorno, no yo. 

 

Upbility posee recursos destinados a ayudar a los adolescentes presentes en su vida. 

Situaciones sociales para adolescentes con trastornos del espectro autista VELOCIDAD DE PROCESAMIENTO | Estrategias de intervención Cómo desarrollar las habilidades sociales | PARTE 4 - SENTIMIENTOS Y SITUACIONES SOCIALES

Alice Kassotaki - Logopeda MSc, BSc

Copyright Upbility 2022

 

 Sigue leyendo:  

Artículo siguiente Cómo ayudar a los niños y niñas a enfrentar el ciberacoso